Refran: Dícese de frase popular utilizada para describir comportamientos comunes. Ej: «Me regalaron estos pantalones, pero no me gusta mucho la costura» «¡Ay no! A caballo regalao’ no se le mira el colmillo»

En Venezuela los refranes son parte de nuestro día a día y de nuestra cultura. Una frase no está completa sin uno y si eres venezolano probablemente intentarás usarlos siempre que puedas, ¿o no?

Los refranes venezolanos son muy peculiares, la mayoría no completa las palabras y hay uno para cada situación posible.  Muchos de los más conocidos son estos: cachicamo diciéndole a morrocoy conchúo’; chivo que se devuelve se ‘esnuca; guerra avisada no mata soldado, y si lo mata es por despistado; ¿y cómo sabes tú que La Guaira es lejos?; entre otros miles.

Sin embargo, también hay muchos refranes que no conocemos y hoy voy a tener el honor de enseñarles 5 de ellos:

  • Se me están quemando los conejos

Significa que estás haciendo muchas cosas a la vez y que algo «se te va a quemar».

Resultado de imagen para multitasking gif

Fuente: Tenor

  • Centavo a centavo se enriqueció Gustavo

Poco a poco se logran las cosas.

Resultado de imagen para money gif

Fuente: Giphy

  • No gastes pólvora en zamuros

Se usa cuando estás gastando dinero, tiempo o esfuerzo en algo o alguien que no vale la pena.

Resultado de imagen para wasting time gif

Fuente: Giphy

  • Como caimán en boca de Caño

Significa estar a la espera ansiosa de algo.

Resultado de imagen para waiting gif

Fuente: Giphy

  • A la mejor cocinera se le queman los frijoles

Hasta el mejor se equivoca en algo.

Resultado de imagen para mistakes gif

Fuente: Tenor

  • Ñapa: Camarón que se duerme, amanece en cocktail. 

Uno de mis favoritos, significa que si te despistas, pierdes.

Imagen relacionada

Fuente: Tenor

Para mí, los refranes son una de las mejores creaciones del ser humano y si pudiera contestar todas las preguntas con «chivo que se devuelve se ‘esnuca» probablemente lo haría porque es mi refrán favorito, ¿cuál es el tuyo?

Aquí también te dejo 5 razones por las que pienso que cada día que pasa me parezco más a mi mamá

Sobre El Autor

Hija del Internet y Redactora

Estudiante de Comunicación Social de 21 años. Domino el small talk a la perfección. Millennial hasta los dientes. Creativa, ocurrente y estresada.

Artículos Relacionados