El mandatario Donald Trump ordenó el lanzamiento de misiles en algunas instalaciones sirias militares debido a los ataques químicos que sufrió la población.

Cientos de personas fueron expuestas al gas sarín, el cual provoco la muerte de 86 personas y más de 500 heridos. Por esta razón, Trump decidió poner un alto al gobierno de Bashar al Assad declarando este hecho como algo inadmisible.

“Es vital interés de seguridad nacional de los Estados Unidos prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales”. Expresó en rueda de prensa.

Al ver semejante embestida, el gobierno de los EEUU aseguró cumplir con todas sus obligaciones pues este seria su primer ataque contra el gobierno de Siria.

Los médicos del SAMS indicaron que al llegar al recinto, se encontraban muchas personas con sintomas como, colvulsiones, espasmos muscalares, pérdida de conciencia, entre otros. Muchos de estos lamentablemente, eran niños.

Aunque el presidente  Bashar al Asad aún no ha aceptado los cargos por tal hecho, la ONU se encargará de ejercer investigaciones.

Asegura que, «todos los intentos por hacer cambiar el comportamiento del   Bashar al Asad no han funcionado». Por tal motivo, no le queda otra opción que dar respuesta a tal acto vil.

Los misiles usados fueron los Tomahawk los cuales fueron lanzados a la base aerea que propició el despliegue de los químicos.

“Pienso que lo que ocurrió en Siria es un crimen verdaderamente indignante y no debió ocurrir y no se debió permitir que ocurriera” dijo Trump

Esto prueba el poder de acción rápida que posee el presidente de los EEUU.

Sobre El Autor

Animal Lover y Redactora

Estudiante de Comunicación Social. Lectora apasionada. Más criolla que una arepa. Totalmente confiada de que para triunfar, solo debes creer que eres capaz de hacerlo.

Artículos Relacionados