Según el sociólogo Tomás Páez, en los últimos 17 años han migrado más de dos millones de venezolanos, haciendo que en Venezuela las despedidas se hayan convertido en nuestro pan de cada día

Fuente: Giphy

Las despedidas en Venezuela se han convertido en parte de nuestra cultura, las hemos normalizado a un nivel tal que pareciera como si todos tuviéramos un reloj atado a nuestro cuerpo indicando cuanto tiempo nos queda en este hermoso país.

Son incontables las veces que he escuchado aquella noticia, «Cami, me voy del país», un coñazo. Incontables amigos que he perdido a kilómetros de distancia, incontables rutinas o actividades abandonadas por hacerlas siempre con aquella persona, incontables chistes, abrazos y los «Chao, mucho éxito». 

Por eso, hoy propongo que nos pongamos rebeldes y empecemos al revés, saludemos con «Chao» y despidámonos con un «Hola»Ahora puedo justificar aquella vez que le dije a mi crush ‘chao’ en vez de ‘hola’ por los nervios que cargaba-. 

Fuente: Giphy

Saludar con «chao» nos permite disfrutar cada encuentro como si fuese el último, y terminarlo con un «hola» nos invita a hacerlo de nuevo, a vernos de nuevo en Panamá, Alemania, Guatemala, Costa Rica, República Dominicana, Chile, Argentina, Colombia, USA, el mundo.

A los que se fueron solo tengo dos cosas que decirles: «Hola», «los extraño». A los que se van: Jose y Gaby, los voy a extrañar. 

Fuente: Giphy

Como ahora saludamos así, los dejo con un hola.

Chao, te dejo aquí unas dudas que me rondan la cabeza desde que termino la séptima temporada de Game of Thrones.

Sobre El Autor

Hija del Internet y Redactora

Estudiante de Comunicación Social de 21 años. Domino el small talk a la perfección. Millennial hasta los dientes. Creativa, ocurrente y estresada.

Artículos Relacionados