Todos hemos pasado por esto, un trago de más y al día siguiente te levantas con la peor resaca de tu vida entera. Todos los sonidos molestan, todos los olores dan náuseas, la luz encandila y a veces la cama hasta da vueltas. ¿Conocen el sentimiento?

Fuente: Giphy

Como este portal no me permite escuchar sus opiniones mientras escribo como hacía Dora La Exploradora por el televisor, y como a mi me encanta asumir cosas… Asumiré que todos han tenido alguna vez en su vida una terrible resaca. Por eso, hoy les traigo unos remedios caseros para que puedan pasar el resto de su día tranquilos y no arrastrados como zombies en búsqueda de cerebros.

Fuente: Giphy

1. Toronja con miel

Esta deliciosa bebida cítrica con un toque dulce que le da la miel es ideal para cualquier otra cosa que no sea una resaca.

Fuente: Astook

2. Limon y bicarbonato

Esta bebida es como un Alka-Seltzer casero. Sabe horrible y funciona tan solo un poquito más que el jugo de toronja con miel.

Fuente: Giphy

3. Cambur

Esta fruta es alta en potasio, lo que permite que tus niveles del mismo aumenten, haciendo que te sientas mejor, pero la verdad es que al solo probar esta fruta las náuseas consumirán tu cuerpo y te arrepentirás por siempre.

Fuente: Giphy

Como estos tres remedios caseros para combatir la resaca, existen miles de otros, como el mito de la leche, el café, el jengibre, el jugo de tomate, etc. etc. etc. Que como ya les dije, son solo mitos.

Fuente: Giphy

La verdad es que nada de lo natural funciona completamente, solo ayudan un poco. En mi experiencia -tampoco vayan a creer que tengo exceso de ella- solo funcionan 2 cosas: una cerveza bien fría (eso sí, una sola); o si estás dispuesto a dormir todo el día, un primperan (o cualquier remedio para las nauseas y mareos) y un acetaminofén para el dolor de cabeza. Así podrás despedirte de la resaca como lo hace Jonathan Moly con un «Bye, bye, chao, sayonara».

Fuente: Giphy

Pero antes de curarte la borrachera ¿no necesitas de un bar para beber? Aquí te dejo una recomendación también para completar este círculo a lo grande

Sobre El Autor

Hija del Internet y Redactora

Estudiante de Comunicación Social de 21 años. Domino el small talk a la perfección. Millennial hasta los dientes. Creativa, ocurrente y estresada.

Artículos Relacionados